Curso de Tópicos en Pediatría

Clase 3 de 5. Intoxicaciones, Organos Fosforados, Carbonatos o Hidrocarburos

III. INTOXICACIONES, ORGANOS FOSFORADOS, CARBONATOS o HIDROCARBUROS

1. Mecanismos de Acción

Organos fosforados

Producen inhibición irreversible de la acetilcolinesterasa. Se caracterizan por ser liposolubles y se absorben bien en el tracto gastrointestinal, la piel, las mucosas y los pulmones.

Carbamatos

Inhibición transitoria y reversible de la Ach. Se caracterizan por absorberse bien tras su ingestión e inhalación. También se produce la absorción dérmica pero estos compuestos son menos liposolubles que los organofosfatos. Apenas afectan el sistema nervioso central.

 

Signos y síntomas del efecto colinérgico

Muscarínicos

Nicotínicos

Sistema nervioso central


1.1 Tratamiento

Inicialmente si se sospecha de intoxicación, la piedra angular de la asistencia es la atención a la permeabilidad de las vías respiratorias, respiración y circulación. A pesar de la disponibilidad de antídotos, es esencial estar listo para reanimación cardiopulmonar, antes de que sea de utilidad la descontaminación gástrica y la posterior valoración toxicológica.

Como siempre, es primordial una buena anamnesis, un buen y rápido examen físico.

Debe evitarse el contacto directo con las ropas (las cuales pueden estar contaminadas), los vómitos de estos pacientes (recuerde que también se puede contaminar a través de la piel). Por ello se debe utilizar mandil y guantes.

Utilización de atropina 0.05 mg/kg EV, pudiendo llegar a ser esta 10 veces lo utilizado en otros usos terapéuticos (Ej. 0.5 mg/kg en 24 horas), viéndose la respuesta al disminuir las secreciones orales y bronquiales.

Uso de pralidoxina (no contamos en el país), regenera la colinesterasa activa, desplazando al inhibidor del complejo enzima-inhibidor. Dosis 20-50 mg/kg (hasta 1 gramo) en 30 a 60 minutos. Se repite la dosis cada 10-12 horas según necesidad. Más eficaz si se utiliza en las primeras 48 horas. Indicación para su uso es: debilidad, parálisis, fasciculaciones. Sólo debe administrarse tras la atropinización.

En caso de ingestión lavado gástrico, con tubo orogástrico, paciente en posición de Trendelenburg izquierda, verificar la colocación e iniciar lavado con suero salino (hasta que la salida del contenido sea clara). Posteriormente administrar carbón activado 1 gramo/Kg. También puede ser 15 gramos en menores de dos años, 30 gramos en niños entre 2 y 12 años y en mayores de 12 años 50 gramos.

En caso de ingestión de órganos fosforados hospitalizar al paciente por lo menos 72 horas debido a que como se puede depositar este en la grasa y eliminar más lentamente, puede producir complicaciones tardías e inclusive muerte.

Cuando se atropiniza hay que colocar hoja de monitoreo y observar: la frecuencia cardíaca, las fasciculaciones, las secreciones y las pupilas. Muchas veces cuando atropinizamos al paciente, se puede enrojecer, acabar con las secreciones y excitarse esto nos dice que no es necesario colocar más atropina, por que estos son signos de intoxicación por atropina.


2. Intoxicación por Hidrocarburos

2.1 Aspectos Generales

Grupo de compuestos orgánicos que pueden encontrarse como líquido o gas. La fuente principal son los derivados del petróleo. Los hidrocarburos más tóxicos son los más volátiles.

Los destilados del petróleo en orden de volatilidad decreciente incluyen: bencina, gasolina, nafta, alcoholes minerales, kerosene, aceite mineral, petróleo, aceite lubricante, parafina, brea.

La absorción intestinal es nula, siendo las lesiones producidas por aspiración. Es importante saber que a menor volatibilidad mayor viscosidad y elevada tensión superficial, ocurriendo lo contrario a mayor volatibilidad.

Esta menor viscosidad favorece la penetración en las vías aéreas más distales, además la baja tensión superficial facilita la diseminación a través de áreas mayores de tejido pulmonar.

Las manifestaciones en el sistema nervioso central se deben a la hipoxia y a la acidosis ocasionada por el daño pulmonar y no por la absorción sistémica.


2.2 Signos y síntomas clínicos

Principalmente a nivel del aparato respiratorio pudiendo presentar tos, disnea, taquipnea, rales, roncos, disminución del murmullo vesicular, cianosis, edema pulmonar, falla respiratoria, neumonía, derrame pleural.

En el sistema nervioso central se puede encontrar: depresión, encefalopatía aguda, degeneración cerebelar crónica.

A nivel hematológico se puede encontrar: coagulación intravascular diseminada, anemia hemolítica, hemólisis intravascular.

Puede existir fiebre sin por ello tener una neumonía.

2.3 Tratamiento

Se deben observar estos pacientes cuando menos por seis horas. Si se encuentran asintomáticos pueden ser dados de alta. En caso que el paciente presente síntomas deberá tomarse placa radiográfica de tórax y hospitalizarlo.

No es necesario utilizar antibiótico inicialmente en caso de anormalidad en la radiografía de tórax esto dependerá de la evolución clínica siendo los antibióticos de elección: penicilina, clindamicina o cloranfenicol.

No está demostrado que los esteroides ayuden a evitar la neumonitis química que se produce.

Lo que sí está demostrado es que hay que evitar los vómitos por el peligro de aspiración, no siendo necesario el lavado gástrico cuando lo ingerido es un hidrocarburo.

 

En esta clase se ha revisado:

  • Intoxicaciones, Organos Fosforados, Carbonatos o Hidrocarburos.

En la siguiente clase continuanos con:

  • Infección del Tracto Urinario.

Teleformación en salud. Autor Dr. J Santisteban. Editores:Dr. J Peinado, Sr. V Roque. Lima, Perú. © 2,001 EHAS