Curso de Topicos en Enfermedades Infecciosas

Clase 2 de 5. Infecciones respiratorias

II. INFECCIONES RESPIRATORIAS

1. Infecciones de las Vías Respiratorias Superiores

1.1 RESFRIO COMUN
 
Este tipo de proceso infeccioso se presenta anatómicamente abarcando desde las fosas nasales hasta la faringe, y en especial el área llamada nasofaringe.

Etiología

Diversos virus son los causantes de resfrío común, destacando preferentemente los rinovirus y los coronavirus, que representan el 50% de los virus que producen esta enfermedad. Pero también otros agentes pueden producirla (Ver tabla 1).

Tabla 1. Virus causantes de resfrío común

Virus

Tipos causantes

Enfermedad

Rinovirus Más de 100 tipos Resfrío común
Virus Coxsackie A (24 tipos) Especialmente A21 Resfrío común, herpangina
Virus de la gripe Varios tipos Puede atacar tracto respiratorio inferior
Virus de la parainfluenza 1, 2, 3, 4 Puede atacar la laringe
Virus sincitial respiratorio 1 solo tipo Puede atacar tracto respiratorio inferior
Coronavirus Todos los tipos Resfrío común
Virus ECHO (34 tipos) 11, 20 Resfrío común
Adenovirus 5-10 tipos Faringitis, conjuntivitis, bronquitis

 

Transmisión

El modo de transmisión es por aerosoles, vale decir por vía aérea, siendo los estornudos una de las rutas de transmisión en el contagio de persona a persona. Recordemos que estas secreciones y las gotitas que se forman en el estornudo son ricas en virus, por ende, se facilita la transmisión Otro modo de contagio es a través de las manos que podrían estar contaminadas con las secreciones llenas de virus.

Cuadro Clínico

Básicamente, el resfrío común se caracteriza por la aparición de rinorrea, o sea una secreción o flujo transparente que drena frecuentemente por las fosas nasales, acompañado de estornudos, los que se producen al estar estas secreciones en contacto con la nasofaringe. Estos estornudos, que facilitan la transmisión se deben a que las células epiteliales infectadas se lesionan y producen mediadores inflamatorios como la bradicinina y la histamina, la que entre otros mediadores produce los síntomas del resfrío común Simultáneamente puede haber alza térmica que en general es de baja cuantía (menos de 38,5ºC).

Diagnóstico

Es el cuadro clínico el que hace el diagnostico de resfrío común Ya que existen múltiples virus causantes de esta enfermedad, no se justifica la investigación con pruebas de laboratorio. Pero en casos de brotes de algunos virus como el virus de la gripe se realiza la determinación del virus usando técnicas serológicas Aislar un virus es muy complicado y solo se realiza en laboratorios altamente especializados.

Tratamiento y Prevención

Como hemos explicado, es la bradicinina y la histamina generada en el proceso inflamatorio lo que causa lo síntomas del resfrió Por lo tanto el único tratamiento que se debe ofrecer en el resfrío común es el uso de antihistamínicos que actúan como sintomáticos para disminuir la congestión y la secreción; ademas del uso de analgésicos para el dolor y la fiebre. No-se recomienda el uso de antibióticos en esta etapa. La resolución de los síntomas se da en promedio en 48-72 horas. Para evitar la diseminación se debe evitar el grupo humanos cerrados y la exposición a las secreciones del estornudo. No existen vacunas para los diferentes tipos de virus del resfrió, pero en el caso del virus de la gripe y cuando existen problemas de Salud Pública, existe vacunación contra este virus a fin de evitar brotes epidémicos importantes.

 

1.2 FARINGITIS Y AMIGDALITIS

La faringitis es una infección que se centra en la faringe y sus estructuras, tanto a nivel del paladar blando, los pilares amigdalianos, las amígdalas y la faringe posterior. Cuando el compromiso mayor se observa en las amígdalas se suele llamar faringoamigdalitis.

Etiología

Los virus representan el 70% de los agentes productores de faringitis aguda, participando muchos de los virus que producen el resfrío común Las causas más comunes son los adenovirus, quienes ademas producen conjuntivitis. Otros virus son el Epstein-Barr y Coxsackie A,. Por otro lado, las bacterias también pueden participar en las faringitis, siendo las más importantes cepas de Streptococcus pyogenes, llamado también Estreptococo beta hemolitico del grupo A, Haemophylus influenzae, Moraxella catarrharlis y bacilos fusiformes de la cavidad bucal, como por ejemplo Borrelia vincenti y gérmenes que no obstante no son frecuentes, son importantes por el tipo de enfermedad que causan, como por ejemplo Corynebacterium diphtheriae y Neisseria gorrhoeae. (Tabla 2).

Tabla 2. Agentes causales de faringitis

Organismo

Agentes

Comentarios

VIRUS

Rinovirus, coronavirus

Adenovirus

Virus parainfluenza

Virus de la gripe

Coxsackie

Epstein-Barr

Herpes simple 1 y 2

Síntomas leves

Fiebre faringoconjuntival

Más severo que resfrió

Infrecuente

Herpangina: vesículas pequeñas

Mononucleosis infecciosa

Vesículas y úlceras palatinas

BACTERIAS

Streptococcus pyogenes

Streptococcus pneumoniae

Haemophylus influenzae

Mycoplasma pneumoniae

Neisseria gonorrhoeae

Borrelia vincenti y bacilos fusiformes de la boca

10-20% de faringitis. Inicio súbito

En adultos generalmente

En niños generalmente. Epiglotitis

En jóvenes. Síntomas respiratorios bajos

En población sexualmente activa

Angina de Vincent. Adolescentes y adultos

 

Transmisión

Al igual que el resfrío común, se puede diseminar por aerosoles.

Cuadro Clínico

Faringitis viral

Generalmente se inicia con síntomas nasales y tos, puede ser acompañada de fiebre baja (menor de 38.5ºC), dolores musculares y cefalea. Luego de 24-48 horas, puede aparecer exudado faringeo purulento y en el caso de adenovirus aparecer conjuntivitis bilateral. En los cuadros virales la faringe puede tener desde aspecto normal, eritema leve o aparecer vesículas Remite clínicamente en 48-72 horas, si no existen complicaciones de infección bacteriana sobreagregada.

Faringitis bacteriana

Aparición aguda de dolor faringeo, dolor al deglutir alimentos y fiebre. La faringe tiene un aspecto eritematoso intenso y puede tener un exudado purulento que abarca faringe, úvula y/o amígdalas Se puede asociar a crecimiento de ganglios linfáticos cervicales, los que suelen ser dolorosos. En algunas circunstancias, puede haber complicaciones como formación de abscesos retrofaringeos o amigdalianos y en el caso de faringitis por Estreptococo beta hemolitico del grupo A puede desarrollarse, de manera muy infrecuente en la actualidad, la temible fiebre reumática.

 

Streptococcus Beta hemolitico en coloración Gram a 1000X

(Fotografía reproducida por cortesía de la Universidad de Iowa, EEUU)

 

Diagnóstico

Se basa en el cuadro clínico y epidemiológico. En los casos de sospecha de etiología bacteriana, el cultivo de secreción faríngea y en caso de positividad, realizar antibiograma para dirigir la terapéutica mas adecuada para el caso.

Tratamiento

Las faringitis virales solo requieren sintomáticos como en el caso de los resfrios comunes. Se recomienda realizar siempre tratamiento de los casos de faringitis aguda causadas por bacterias en especial las causadas por Streptococcus pyogenes, ya que su tratamiento permite prevenir las complicaciones supurativas locales de abscesos periamigdalianos o retrofaringeos, la fiebre reumática. y reduce el tiempo del estado de portador del paciente disminuyendo la posibilidad de contagio. El antibiótico de elección es la Penicilina benzatínica 600,000 U en dosis única en los niños o 1,200,000U dosis única en adultos. En caso de alergia a penicilina se puede usar eritromicina 40 mg/kg/d en niños o 500 mg cada 6 horas en adultos. Recordar que aproximadamente 20-25% de los casos tratados con penicilina pueden no ser exitosos.

 

1.3 LARINGITIS Y TRAQUETITIS AGUDA

Laringitis es la infección que se desarrolla y compromete a la laringe y al aparato fonador. Traqueitis es la infección que compromete traquea. Generalmente ambas entidades se presentan juntas.

Etiología

La mayoría de las veces el cuadro se debe a agentes virales, entre los que destacan Rinovirus, Virus de la influenza, Virus sincitial respiratorio, Adenovirus, parainfluenza. Raramente la causa es bacteriana.

Cuadro Clínico

El cuadro clínico se caracteriza por la presencia de disfonía o afonía, dolor para deglutir alimentos, y tos ocurriendo generalmente en el contexto de un catarro o resfrío común Dado que las paredes de la laringe y la traquea se conforman de cartílagos no expandibles, en los niños la posibilidad de obstrucción es mayor. La tumefacción de las membranas mucosas puede producir tos seca y un estridor inspiratorio llamado Crup. Así al desarrollarse dificultad respiratoria puede ser necesario el ingreso a un hospital.

Diagnóstico

Se establece por el cuadro clínico descrito y la visualización de laringe edematosa y enrojecida.

Tratamiento

Generalmente es sintomático con antihistamínicos y analgésicos.

 

1.4 OTITIS MEDIA

Definición

La otitis media es una inflamación persistente de la mucosa que recubre el oído medio, se produce una exudación líquida que queda atrapada (ver A en figura), por el cierre de la trompa de Eustaquio (ver B en figura), y por ello se produce dolor y alteración de la audición (ver C en figura).

Anatomía del Oído Medio

(Fotografía reproducida por cortesía de la Universidad de Iowa, EE.UU.)


Situación del Oído Medio

El oído medio está situado entre el tímpano y la cóclea. Es una cavidad con aire en la que están los huesos de transmisión del oído (martillo, lenticular, y yunque) que unen el tímpano con la cóclea. En la parte inferior de esta cámara está un tubo llamado Trompa de Eustaquio, que es el drenaje natural del oído medio con las fosas de la nariz. Por este tubo el oído equilibra las presiones y mantiene un ambiente correcto para la transmisión de vibraciones.


Anatomía del Oído Medio

(Fotografía reproducida por cortesía de la Universidad de Iowa, EE.UU.)

En el oído sano, las ondas de sonido se transportan a través del oído y hacen qué el tímpano vibre. Esto, a su vez, hace qué los tres huesecillos del oído medio se muevan. El movimiento envía las ondas de sonido a través del oído medio hasta qué llegan al oído interno. El oído interno envía los sonidos hacia el cerebro y esto permite qué la persona escuche los sonidos del mundo externo.

Causas

Cuando un niño presenta una otitis media es que tiene líquido acumulado en el oído medio, lo cual produce sordera, con o sin dolor. Esta afectación es en ambos oídos.

Las causas más frecuentes son:


Síntomas

El fundamental es la sordera, pero se puede asociar a molestias de veces se observa una oídos y dolor, a secreción serosa en el exterior del oído.

La sordera puede originar un retraso en el habla, en niños pequeños, o bien alteraciones de aprendizaje en niños mayores. A veces estos síntomas son los que hacen sospechar la otitis media más que los propios de dolor o molestias del oído. Otras veces el primer signo es apreciar la necesidad del niño de un volumen de televisión elevado, o el no contestar a las llamadas.

En la exploración del oído se verán unos tímpanos opacos (normalmente son brillantes y nacarados) con presencia de burbujas en su interior. Los test de audición aparecerán alterados en la transmisión periférica aérea, sin lesión en la recepción nerviosa directa o no aérea. El cultivo del exudado del oído puede mostrar una infección por bacterias resistentes a diversos antibióticos.

Tratamiento

Como siempre es suprimir las causas:

  1. Si hay una infección mantenida se trata con antibióticos (amoxicilina) 1 mes o más tiempo.
  2. Si la causa es alergia se trata con antihistamínicos, control ambiental y vacunas, si es preciso.
  3. Si hay unas vegetaciones que comprimen la trompa de Eustaquio se precisa de una extirpación de las mismas.
  4. Si las causas son diversas y es difícil el tratamiento se realiza una canalización del tímpano (miringotomía), mediante un tubo de plástico implantado, para que la presión de líquido no dificulte la audición.

Prevención

Complicaciones

A veces se puede llegar a una sordera irreversible. La mastoiditis es una infección ósea, que puede complicar una otitis media infectada sin control adecuado. Otras complicaciones más raras son el colesteatoma y el absceso epidural.




2. INFECCIONES DE LAS VIAS RESPIRATIRIAS INFERIORES

2.1 NEUMONIA

Definición, Causas e Incidencia

Enfermedad inflamatoria de los pulmones causada por una infección.

La neumonía (o pulmonía) es una enfermedad severa y muy frecuente, que afecta a 1 de cada 100 personas todos los años. PUEDE ESTAR CAUSADAS POR MÚLTIPLES MICROORGANISMOS DISTINTOS, y su severidad varía entre leve y crítica.

Las neumonías suelen clasificarse en 2 grandes grupos:

1) Adquiridas en la comunidad (o extra-hospitalarias). Las más típicas son la neumonía neumocócica y la neumonía por Mycoplasma.

2) Neumonías hospitalarias. Tienden a ser mucho más serias, ya que los mecanismos de defensa del huésped suelen estar afectados y los MICROORGANISMOS causantes suelen ser mucho más resistentes.

Dentro de las neumonías, existen múltiples síndromes distintos, variando según el modo de producirse la infección y el MICROORGANISMO causante. Algunos de estos síndromes son:

Neumonía por aspiración. La que se produce como resultado de la aspiración del contenido gástrico en los pulmones. Puede darse en situaciones de pérdida de conciencia, comas, etc.

Neumonías bacterianas no neumocócicas. La mayor parte de las neumonías extra-hospitalarias las causa el neumococo, pero también pueden ocurrir por muchas otras bacterias, algunas de ellas con muchas complicaciones potenciales:

- Mycoplasma pneumoniae
- Coxiella burnetti Fiebre Q)
- Chlamidia psittachi (Psitacosis)

- Klebsiella pneumoniae
- Legionella pneumoniae

Neumonías víricas (neumonitis). Muchos virus pueden producir neumonía (suele hablarse de "neumonitis" en estos casos): Gripe, varicela-zóster, o citomegalovirus (CMV), por ejemplo.

Neumonías por protozoos. La más grave es la producida por Pneumocystis carinii, que afecta sobre todo a los pacientes con SIDA y a otros inmunodeprimidos.

Neumonías eosinófilas. No son propiamente neumonías por cuanto no se demuestra infección ni infestación. Incluyen, entre otras, la eosinofilia pulmonar aguda o síndrome de Löeffler, y la neumonía eosinofílica crónica.



Fig. Streptococcus pneumoniae. Coloración de Gram obtenida partir de una muestra de pus 1000X

(Fotografía reproducida por cortesía de la Universidad de Iowa, EE.UU.)

Clínica

Los síntomas y signos más típicos de neumonía son:

Diagnóstico

Examen físico. Estertores crepitantes a la auscultación pulmonar, en el área afectada.

Radiografía de tórax. Signos radiográficos característicos.

Cultivos. El aislamiento en la sangre, esputo u otros tejidos da el diagnóstico definitivo del MICROORGANISMO causante.

Otros. Pueden ser necesarias una gasometría (medida de la concentración de O2 y CO2 en sangre), o un Scanner (TAC) torácico para definir mejor determinadas imágenes radiográficas. Si una neumonía persiste a pesar del tratamiento, puede ser necesaria una fibrobroncoscopia (estudio directo del árbol bronquial con un tubo flexible de fibra óptica).

Tratamiento

– Consiste en la administración de antibióticos, cuya elección, dosis y vía de administración dependerá del MICROORGANISMO causante.

– Los antibióticos NO son eficaces en las neumonitis víricas; en algunas de ellas pueden utilizarse antivirales específicos.

– Las medidas de sostén incluyen oxígeno, líquidos y fisioterapia para expulsar secreciones.

Pronóstico y Complicaciones

Los enfermos con neumonía aguda no complicada suelen recuperarse en 2-3 semanas con el tratamiento correcto. Sin embargo, pueden ocurrir complicaciones muy serias, sobre todo en pacientes de edad o con enfermedades debilitantes. La dos complicaciones más temibles son:


2.2 TUBERCULOSIS

Definición

Es una enfermedad infecciosa producida por el Mycobacterium tuberculosis, Normalmente afecta primariamente a los pulmones pero pede extenderse a otros órganos.

Causas

Cualquier persona puede verse afectada por ésta infección, la enfermedad se propaga a través del aire mediante pequeñas gotitas de secreciones de la tos ó estornudos de personas infectadas de Mycobacterium tuberculosis.

Para contagiarse de la tuberculosis debe de haber un contacto frecuente, familiar o una convivencia con personas infectadas. Es muy raro contagiarse de forma casual por un contacto esporádico en la calle.

Una vez que la bacteria se introduce en el pulmón se forma un granuloma que es la infección primaria de la tuberculosis, este proceso no produce síntomas y en el 95% de los casos se recupera solo sin más problema. La bacteria de la tuberculosis pasa así a una fase de inactividad encerradas en un granuloma. Si por cualquier causa (otras infecciones, SIDA, cáncer, estrés, etc...) las defensas del cuerpo se debilitan las bacterias se reactivan y se produce la enfermedad.

Síntomas

En principio el comienzo de la enfermedad suele ser con afectación pulmonar y los síntomas son:

Los síntomas pasan bastante desapercibidos excepto el gran cansancio que es llamativo.

Diagnóstico

Tras la sospecha por la cínica deben realizarse los siguientes estudios:

Coloración de Ziehl-Neelsen obtenida a partir de un esputo x 400, mostrando bacilos acido alcohol resistentes, correspondientes a M. tuberculosis

(Fotografía reproducida por cortesía de la Universidad de Iowa, EE.UU.)

Tratamiento

Se utiliza una asociación de rifampicina, isoniazida, etambutol y pirazinamida según esquemas recomendados por le Ministerio de Salud y el otras circunstancias se amplia esta cobertura dado el caso. Pueden sustituirse alguno de ellos por alternativas pero la mala asociación o el mal cumplimiento del tratamiento es causa de las peores complicaciones de la tuberculosis. Con el tratamiento adecuado la tuberculosis se cura y el paciente se recupera totalmente.

En esta clase se ha revisado:

  • Infecciones Sistema Digestivo

En la siguiente clase revisaremos:

  • Infecciones del Sistema Urinario y del Sistema Reproductor

 

Teleformación en salud. Autor Dr. J Santisteban. Editores:Dr. J Peinado, Sr. V Roque. Lima, Perú. © 2,001 EHAS